¡Delivery Gratis! por compras desde $10.000 (en zona amarilla del mapa de despacho)
Ambrosia

Pistachos Tostados sin Sal 300g - Ambrosia

$5.900
2
Solo quedan 2 unidades de este producto

Oro Verde

Originario de Oriente Medio, el pistacho ha viajado hasta las cocinas de todo el mundo como uno de los frutos secos más completos: por su delicioso sabor y por todas sus propiedades saludables.

Origen del pistacho

El pistacho nace del árbol pistachero o alfóncigo, denominado Pistacia Vera, perteneciente a la misma familia que el del anacardo. Sus orígenes se remontan a Asia occidental y Asia menor, donde comenzaron a cultivarse por primera vez en las zonas más secas de Irán, Turkmenistán, Turquía y Afganistán. De hecho, uno de los requisitos para que el alfóndigo dé sus frutos es que haya sido cultivado en zonas con mucho calor y con ambientes con índices de humedad bajos.

Ya conocido por los egipcios, griegos y romanos, el pistacho atravesó Siria para aterrizar en Italia en el siglo I, extendiéndose más tarde por el mediterráneo.

Principales beneficios

  • Mejora la salud cardiovascular y el colesterol

Los pistachos poseen un alto contenido en grasas insaturadas (grasas buenas), entre las que destaca el ácido oleico que ayuda a reducir el nivel de colesterol LDL (“colesterol malo”) y la tensión arterial. Además, previenen el riesgo de enfermedades cardiovasculares y controlan los niveles de azúcar en sangre gracias a su importante aporte de vitamina B6.

  • Rico en antioxidantes

Solo por detrás de las nueces, los pistachos son los frutos secos que más antioxidantes aportan, responsables de mejorar la salud de nuestros ojos, prevenir el envejecimiento celular.

  • Posee un alto valor nutritivo

La Fundación Española de la Nutrición sostiene que el pistacho es una fantástica fuente de proteína vegetal e hidratos de carbono, lo que hace que tengan un gran poder saciante. Según un estudio publicado en ‘The National Center for Biotechnology Information’ (NCBI), el 20% del peso de los pistachos son proteínas, situándose aquí solo por detrás de las almendras.

  • Reduce el estrés y la anemia

Su alto contenido en fósforo y hierro favorece la buena salud de nuestros huesos, reduce los niveles de estrés y de anemia, y nos ayuda a mantenernos más enérgicos. Igual de importante es su elevado contenido en potasio, fundamental para el buen rendimiento de los músculos durante la actividad deportiva.

El pistacho también es alto en magnesio, hierro y calcio, además de aportarnos grandes dosis de vitamina E y zinc, uno de los grandes aliados de la buena salud del aparato reproductor.

  • Ayuda a prevenir la obesidad y la diabetes

Pese a la creencia de que todos los frutos secos engordan, lo cierto es que los pistachos son un snack muy saludable para quienes necesitan controlar su peso y sus niveles de azúcar en sangre; eso sí, siempre que su consumo sea moderado. Un estudio publicado por la ‘New England Journal of Medicine’ recomienda ingerir unos 28-30 gramos de pistachos al día, lo que equivale a unos 49 pistachos diarios y alrededor de 130 kcal.

  • El pistacho en la cocina

Como ocurre con muchos otros frutos secos, el pistacho puede convertirse en un ingrediente muy versátil en la cocina. Con ellos podemos preparar helados, tartas y otras delicias reposteras, así como numerosos guisos, salsas y el típico ‘baklava’ turco, un dulce hojaldrado con una pasta de pistachos triturados, envuelta en una masa filo y bañada en almíbar o jarabe de miel.

También te puede interesar